Portada del Museo
Presentación del Museo
Historia del Museo
¿Quiénes Somos?
Indice del Catálogo
Departamento de Física
Portada C.N.B.A.
Búsqueda
Contacto
Login
Usuario

Contraseña

Recordarme
Tornillo de Arquímedes Imprimir

Tornillo de Arquímedes

 

 

 

Eleva cereales, harina o agua por sobre canales o minas, generalmente para irrigar campos.

 

 

 

Descripción

El tornillo de Arquímedes consiste simplemente en un enorme tirabuzón que gira accionado por una manivela situada en su parte superior. A veces, en lugar de la manivela, se colocaba directamente un molino, de manera tal que se utilizara la fuerza del viento para hacerlo funcionar.
El extremo inferior debe encontrarse sumergido en aquello que se desea levantar, generalmente agua, de modo tal que el tirabuzón quede inclinado con respecto a la superficie de lo que se desea elevar. Mientras el tirabuzón gira por acción de la manivela o del molino, una pequeña cantidad de agua queda atrapada dentro. La inclinación del Tornillo debe ser tal que parte del giro introduzca agua dentro del tirabuzón, y parte introduzca aire (para evitar un efecto sifón) el siguiente giro permitirá que más agua ingrese en él, y a su vez impedirá la salida de la que anteriormente había entrado. Cada porción de líquido queda atrapada en una sección del cilindro o tirabuzón que al girar la arrastra hacia arriba. De este modo, luego de sucesivos giros, el agua asciende poco a poco dentro del tornillo.                       Dado que el objetivo era elevar el agua a una determinada altura (y no simplemente trasladarla desde un río a un campo), se solía usar más de un Tornillo en serie, debido a las limitaciones de la máquina. Así, el agua iba ascendiendo en etapas.

Usos

El tornillo todavía se utiliza en el delta del Río Nilo en Egipto, así como también para levantar granos en molinos. Es, además, el predecesor de las mechas de los modernos taladros y perforadoras. El modelo con el que contamos en el Colegio es una reproducción en miniatura.
Aunque mucha de la bibliografía acerca de esta herramienta menciona como inventor al geómetra, físico y matemático griego Arquímedes de Siracusa (287-212 a.C.), parece ser que él sólo perfeccionó el Tornillo luego de un viaje a Egipto y que lo utilizó para elevar agua y de este modo irrigar campos y jardines. Existen hipótesis acerca de que ya era usado con anterioridad en Egipto. Se cree que el inventor del Tornillo fue el griego Arquitas de Tarento (430-360 a.C.), a quien también le debemos el invento de la polea.


Contenidos Asociados

Fluidos

Bibliografía


Responsable de la Ficha
Federico - Pablo

Site powered By Limbo CMS designed by Visualization